LECCIÓN 27 CRISTO JESÚS 

Cerca del final de la cena de aquella tarde, se dirigió a su Padre amado, diciendo: “Padre, glorifica a ti Hijo, para que tu Hijo te glorifique” (Jn 17, 1).

“Te ruego por ellos, Padre, porque son tuyos. Conságralos en la verdad; tu palabra es verdad. Yo por ellos me consagro a mi mismo para que ellos también sean consagrados en la verdad     ( Jn 17, 17 – 19).

Que todos sean uno, Padre, como tú en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros  ( Jn, 17, 21).

Yo los he amado como tú me has amado a mi, Padre justo, que el amor con que tu me has amado esté en ellos Y yo en ellos ( Jn, 17, 25 – 26).

LECCIÓN N°25 "CRISTO JESÚS"

TRANSFIGURACIÓN

Una mañana tomó tres testigos -Pedro, Santiago y Juan- y se fue con ellos a un monte alto, donde a la vista de ellos su rostro se transfiguró y hasta sus vestidos se volvieron más luminosos que el mismo sol. Junto a Él aparecieron los dos pilares del Antiguo Testamento: Moisés, el legislador, y el padre de los profetas: Elías, mientras que una voz del cielo le confirmaba su misión. Luego, desaparecieron Moisés y Elías y se quedó solo con sus tres apóstoles (Mt 17, 1-9).

Fue pobre y vivió pobremente. No tenía ni donde reclinar la cabeza. Por eso, amó de manera especial a los pobres, a los niños y a los desamparados. Daba todo cuanto poseía; y si no lo tenía, lo pedía al Padre de los cielos. No hubo una sola palabra que saliera de su boca que antes no estuviera avalada con su propio ejemplo.

LECCIÓN 24:  TERCERA PARTE- "CRISTO JESÚS": SU PERSONA

• Juan Bautista: Un día, en la tranquila orilla del río Jordán, un grito rompió el silencio: "Arrepiéntanse porque el reino de Dios está cerca"(Mt 3,2).
Un hombre vestido con piel de camello, preparando el camino del Señor, iniciaba una liturgia penitencial. Todos cuantos aceptaban este llamado a la conversión pedían ser bautizados en las aguas del Jordán. Incluso, algunos llegaron a pensar que Juan Bautista era el Mesías esperado. Sin embargo, él no se cansaba de repetir: "Yo los bautizo con agua; pero viene el que es más fuerte que yo, a quien no soy digno de desatar la correa de sus sandalias. El los bautizará con Espíritu Santo y fuego."(Lc 3, 16)

LECCIÓN N° 24: "CRISTO JESÚS"

Jesús hablaba de un reino, del reino de Dios, que Él había inaugurado y que estaba en medio de nosotros. Decía que era semejante a un buscador de perlas finas que, habiendo encontrado una de gran de valor, fue, vendió con alegría todo cuanto tenía y compró aquella joya. Lo comparaba también con un granito de mostaza que, siendo pequeño, llega a ser un árbol donde los pájaros del cielo hacen sus nidos (Mt 13, 31-32; 45-46).
Es, repetía, como una red donde hay peces buenos y malos. También se parece a un campo donde crecen juntos el trigo y la cizaña (Mt 13, 24-30; 47-53). Ahora bien, para entrar en dicho reino se tenía que nacer de nuevo, del agua y del Espíritu. Por lo tanto, habría que morir, negarse a uno mismo, renunciar al pecado, a la ambición y la mentira para ser una nueva criatura (Jn 3, 3-5; Mt 16, 24-25). Este reino era anunciado tanto con palabras, como con signos, prodigios y milagros, íntimamente ligados entre sí.

FORMACIÓN 17: RETORNO A LA TIERRA PROMETIDA: RESTAURACIÓN DE LA DIGNIDAD Y RECONSTRUCCIÓN MATERIAL

Surge el imperio Persa con Ciro el grande, que destruye Babilonia (539) que oprime al pueblo de Dios. En el 538 Ciro expide un decreto, que permite el retorno de los exiliados y la reconstrucción de Jerusalén (2Cro 36,22-23; Esd 1,1-4). Encabezados por Zorobabel, regresa el primer contingente de expatriados (Esd 2,1-2;Neh 12,1).Después de todo destierro, siempre se canta: "Cuando Yahvé hizo volver a los cautivos de Sión, como soñando nos quedamos. Entonces se llenó de risa nuestra boca y nuestros labios de gritos de alegría. Entonces se decía entre las naciones: grandes cosas ha hecho Yahvé con estos. Sí, grandes cosas hizo Yahvé con nosotros; el gozo nos colmaba. Aquellos que siembran con lágrimas, cosechan entre gritos de júbilo"(Sal 126,1-3.5).Se fueron tristes y llorando, regresaron felices y cantando (Sal 126,6). ¿Dónde está el secreto de este milagro? Pero de nada serviría el regreso a la tierra de los antepasados si volvieran con las mismas actitudes. Se trata de un retorno al primer amor y a la fidelidad a la alianza para abrir los horizontes de la misión universal del pueblo elegido.

Subcategorías

Página 1 de 5

 


 

 

 
 
Departamento de Antioquia
 Celular: 3207569559
E-mail: misionerosdicma@hotmail.com
Municipio de Granada Vereda San Esteban

 

 
 
Departamento del Atlántico
 Celular: 3016318651
 Celular: 3205495094
 Calle 34 No 43-110 piso 4
Centro Comercial Shoping Center